BLOG

10 consejos para cuidar la salud de tus pies en invierno

Noticias  

28/12/23

En la época de invierno, las altas temperaturas, la lluvia y la humedad puede perjudicar nuestra salud podal. Durante el invierno es muy importante cuidar y mimar nuestros pies, así evitar posibles trastornos como: exceso de transpiración, rozaduras, ampollas, hiperqueratosis o Hallux Valgus. 

  • Escoge un calzado adecuado

Es recomendable elegir un calzado de calidad con tejidos traspirables, como la lana, la piel o tejidos sintéticos que aíslen y absorban la humedad. Las botas o zapatos que se usen deben estar bien ajustados, pero sin perturbar la circulación de los dedos y los pies; la reducción de la circulación en las extremidades inferiores puede provocar que se sienta frío o entumecimiento. 

  • Exfolia tus pies 

Los pies secos y agrietados deben exfoliarse e hidratarse continuamente. Es recomendable utilizar limas especiales para pies una o dos veces a la semana para retirar la dermis seca. De este modo, podemos prevenir la aparición de callos, grietas y rozaduras en los pies. 

  • Hidrata tus pies a diario

Es recomendable invertir en una buena crema hidratante que nos ayude a mantener una buena salud podal en invierno. Las altas temperaturas, el aire seco, la humedad y la calefacción de los lugares interiores se combinan para crear grietas en los pies y en los talones. La grietas que se desarrollan por la sequedad severa de la piel, pueden causar dolor y sangrado. Hidrata tus pies todos los días con cremas de calidad específica para los pies. 

  • Usa calcetines 

Los calcetines brindan calor y confort a nuestros pies. Los hechos de fibra naturales y algodón son los mejores para la temporada de frio. Evita que los calcetines queden demasiado ajustado, ya que pueden impedir la buena circulación hacia las extremidades inferiores. 

  • Evita las fuentes directas de calor

Acercar los pies a radiadores, calentadores o fuentes directas de calor es un hábito totalmente desaconsejable. Debido al cambio bruco de temperatura, puede provocar rojeces y sabañones en nuestros pies. 

  • Mantén los pies y los dedos secos 

El excesos de humedad por el frío y la sudoración de la piel favorece la disminución de la temperatura y dejan nuestros pies mojados; debes cambiar tus calcetines a menudo. También, es muy importante secar correctamente los pies y los dedos tras salir de la ducha o si se han mojado por la lluvia. Es fundamental mantener los pies secos en época de invierno. 

  • Evita ser sedentario

Mantenerse en movimiento es recomendable para personas que están mucho tiempo en un ambiente frío. Realizar ejercicio físico ayuda a calentar las extremidades y mejorar la circulación. 

  • Mejora la circulación de tus pies 

El frío hace que los vasos sanguíneos se contraigan, esto disminuye el riego de sangre hacia los pies. Es recomendable realizar masajes en los pies, sumergirlos en agua tibia o mantenerlos en alto para mejorar la circulación. 

  • Prioriza una vida saludable

Es beneficioso cuidar nuestra alimentación y mantener una vida saludable. Bebe mucha agua y consume alimentos ricos en C, E y K. El consumo de alcohol y tabaco produce la deshidratación de la piel y disminuye la circulación en los miembros inferiores. 

  •  Acude al podólogo de forma regular 

El podólogo es el médico especializado en la salud podal. Se debe acudir a la consulta ante cualquier malestar que incida en nuestra vida cotidiana y no se pueda controlar con los consejos anteriores. 

Banner de Consentimiento de Cookies por Real Cookie Banner